No conformidades

Gestiona las no conformidades de tu organización manteniendo un procedimiento común y parametrizando contenido específico por cada tipo de no conformidad. Distribuye el trabajo de forma eficiente marcando acciones inmediatas, investigando las causas y definiendo un plan de acción adecuado, notificado y controlado que te permita apostar por la calidad. ¡Y no te olvides de analizar la eficacia!